A lo largo de este eje los pingüinos estamos trabajando «la calle», tomando conciencia de todo lo que podemos encontrar en ella.

A través de ruedas de indagación, y con nuestras llaves del pensamiento, hemos descubierto un nuevo color (amarillo), la función y el tamaño (grande-pequeño) de muchos objetos que vemos diariamente en la calle: semáforos, bancos, papeleras, farolas…

 

                             

                             

 

Pero… ¡también hay muchas tiendas! y hemos conocido la frutería.

Trabajando los hábitos de mente «escanear», «describir» y «tomar riesgo» hemos descubierto la textura, el sabor, el olor… de algunos frutos del invierno que podemos comprar en esta tienda.

 

 

 

 

 

Por último, en el cartel de nuestra frutería hemos reconocido la nueva vocal que estamos trabajando la “i”; con la que luego hemos estado jugando y pintando.

 

Leave Your Reply

4 × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.