Los pingüinos han iniciado un bonito viaje por su cuerpo.

Hemos ido descubriendo los diferentes órganos de los sentidos y su función (llave de la función).

Nos centramos especialmente en el gusto, el tacto y la vista (manos, boca y ojos)

Nuestra curiosidad nos llevó a conectar lo que estábamos aprendiendo de los sentidos con la gastronomía de Italia: explorando, manipulando y observando. De este modo tomamos el riesgo de convertirnos en auténticos cocineros, preparando unos ricos platos.

Empezamos indagando a través de los sentidos sobre la pasta cruda, conociendo su textura, su forma…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cogimos la llave del cambio y observamos su paso de frío a caliente al cocerla, la probamos e indagamos su sabor.

Para finalizar añadimos más ingredientes “tomate y queso” ¡¡ Qué rica estaba!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero queríamos aprender más y con un zoom-in descubrimos otro plato típico y muy llamativo “la pizza”, nos pusimos manos a la obra para elaborar nuestra pizza casera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y acabamos utilizando nuestro hábito de mente “innovar” y comprobamos que la pasta también la podemos utilizar para decorar, ¡¡vamos a insertar!!

 

 

 

 

 

 

 

Y así quedaron nuestras pulseras rojas de caracolas.

Además de aprender y explorar nos lo hemos pasado fenomenal.

Leave Your Reply

2 + tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.