Acercar a los niños a la naturaleza es algo que les apasiona: observar, manipular, cuidar, experimentar… que es una realidad cercana a ellos.

A través de los sentidos y de forma lúdica toman conciencia de la importancia de las plantas para su vida, y lo aprovechamos para trabajar conceptos como «dentro-fuera».

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los pingüinos, a través de una rueda de indagación, han conocido («escaneando») los diferentes tipos de hojas, flores, colores, olores, formas, etc., estimulando así el sentido del tacto, y han terminado la actividad elaborando un bonito mural floral.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A través de diferentes y divertidas actividades los niños empiezan a entablar una relación agradable y positiva con las plantas motivándose para saber más sobre ellas.

Para ir tomando conciencia del ciclo de vida de las plantas los pingüinos se han convertido en jardineros y a través de los hábitos de mente «conectar» y «tomar riesgo» han plantado unas semillas que han ido cuidando día a día hasta verlas crecer.

 

¡LES HA ENCANTADO LA EXPERIENCIA!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave Your Reply

cinco × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.