Ajedrez.

¿Es posible enseñar a jugar al ajedrez a alumnos de E.I.? Tras varios años de experiencia en la enseñanza, tenemos claro que es la edad ideal para comenzar la práctica de este juego ya que cuanto antes se inician los niños en é,l más ventajas obtienen. Tras investigar sobre los resultados obtenidos en países donde el ajedrez forma parte de la educación, descubrimos que los niños que jugaban al ajedrez mejoraban significativamente sus resultados académicos. No pretendemos decir con esto que los niños que juegan al ajedrez se vuelvan inteligentes de repente, sino que son capaces de desarrollar ciertas capacidades que le hacen sacar mayor partido a su inteligencia natural, es decir, el ajedrecista obtiene mayor provecho de sus cualidades naturales. Consiguen mejores resultados porque tienen más desarrolladas sus capacidades de concentración y atención. El ajedrez desarrolla una serie de capacidades psicológicas que estarían agrupadas en cuatro grupos:

-Intelectuales:

•Atención y concentración.

•Razonamiento lógico- matemático.

•Creatividad e imaginación.

•Orientación espacial.

-Deportivas:

•Aceptación de normas.

•Aceptación de la derrota.

-Personalidad:

•Organización.

•Control emocional.

•Sentido de la responsabilidad.

•Desarrollo de la autoestima.

-Culturales.

No pretendemos hacer de ellos grandes ajedrecistas sino aprovechar las ventajas que este deporte mental les aporta. Las sesiones son dinámicas y divertidas, utilizando materiales que al niño le entusiasman como piezas de ajedrez gigantes, tableros donde ellos pueden ser la propia pieza, figuras personificadas en las que cada una de ellas es un personaje con entidad propia, marionetas,…